Continuando con el acercamiento a la comprensión de la obra de Wilhelm Reich, hoy publicamos dos textos en relación a la SexPol, fundada por Reich. Un primer documento con el programa de esta Asociación y, a continuación, una crítica en torno a la publicación en 2013 del libro “Sex-Pol: Ensayos, 1929-1934” con la que queda explicado el marco en que se desenvolvió la experiencia de la SexPol: leer aquí el programa.

Wilhelm Reich, discípulo y colaborador de Sigmud Freud, llevó a sus últimas consecuencias los planteamientos de éste acerca de la incidencia de la represión de la líbido sexual en la generación de las neurosis. Reich siguió profundizando donde se había detenido Freud y, consciente de la miseria sexual que padecían amplias capas de la población, especialmente las más desamparadas socialmente, se implicó en querer erradicar esa miseria más allá de la investigación y la clínica psicoanalítica. Ello le valió la ruptura con Freud y la Sociedad Psicoanalítica de Viena. Su vinculación al Partido Comunista, al que se había afiliado pocos años antes, determinó también su convicción de que a través de la acción política se podría atacar la miseria sexual y social. En estos años, las esperanzas manumisoras que había despertado la Revolución Rusa influían poderosamente en las expectativas de los activistas sociales de todo el mundo. Reich no era ajeno a ello y en el programa de SexPol está clara esa influencia. Pero su empeño en hacer realidad las reivindicaciones de SexPol chocó con los jerifaltes del Partido, que lo expulsaron del mismo, lo que unido al retroceso en los avances revolucionarios alcanzados en la URSS, provocó en Reich un creciente alejamiento de sus primeras simpatías con el marxismo.

La SexPol –abreviatura de Sexología y Política- fue el nombre reducido de la “Asociación alemana para una política sexual proletaria” que había tenido su precedente en la “Asociación socialista para la consulta y la investigación sexuales”, una plataforma de políticas en salud, educación, vivienda y condiciones de vida para la gente, una concepción de trabajo y compromiso que se inició en Austria en los Policlínicos Psicoanalíticos que atendían a gente en forma gratuita, donde Wilhelm Reich se convierte el vice-director, primero de los Seminarios clínicos.

En otoño de 1931, la SexPol organizó un Congreso en Berlín sobre la base de este programa, que había concebido W. Reich y fue completado en el Congreso. En este Congreso se fundó la “Asociación alemana-occidental de SexPol” que agrupó inmediatamente unos 20.000 miembros.

SexPol en Alemania se extendió a los jóvenes, a las organizaciones de reforma sexual, a organizaciones de cultura, de la infancia y a los grupos de mujeres. Llegó a constituirse con 350.000 personas antes de 1933 como Reich lo expone en su libro autobiográfico “People in trouble” (Gente en problemas) contando toda esta experiencia.